Escuela de Verano

Volver a la economía (feminista)

  • Text Hover
La Escuela de Verano en Género y Economía es la razón por la cual después de 6 años de estar alejada de la economía, regresé. Ser su Coordinadora General es el motivo por el que me levanto a trabajar feliz todos los días. Hoy la mayoría de los currículos de economía de las universidades colombianas no incorporan ni planean incorporar una perspectiva de género. Según las cuentas internas que hicieron en el Departamento de Economía de la Javeriana en el 2018, solo cuatro universidades tienen cursos de género y economía en el país. Aunque la Universidad Javeriana ofrece siete cursos relacionados con asuntos de género, ninguno se ofrecía en el Departamento de Economía, hasta que llegó la Escuela de Verano. 

Tengo la fortuna de hacer parte de un proyecto que se la juega por incluir a las mujeres en las discusiones económicas. Y no me refiero a que las mujeres participen como estudiantes, sino que son ellas quienes están en el centro como productoras de conocimiento y son sus necesidades y luchas las que dan lugar al cuestionamiento de los problemas económicos desde una perspectiva de género. 

Pero ¿por qué es importante ver la economía desde una perspectiva de género y feminista? Pues porque hoy en día la economía ortodoxa no considera que las relaciones económicas están necesariamente influenciadas por relaciones de género. Lo que lleva a que muchas de las interpretaciones económicas que se hacen estén sesgadas y alejadas de la realidad. Entonces, la economía feminista y con perspectiva de género sana esa miopía: lo que busca es visibilizar y estudiar las formas en que las relaciones desiguales entre los géneros interactúan con las relaciones y dinámicas económicas, e identificar mecanismos que reproducen y potencian desigualdades. 

Por esto es tan importante que por primera vez en Colombia se lleve a cabo una Escuela Internacional de Verano en Género y Economía con un objetivo muy claro: multiplicar las clases de economía con enfoque de género en las universidades colombianas. Y así incorporar en la enseñanza un espectro más amplio del pensamiento económico. 
La Escuela de Verano, no solo emociona por su contenido, sino por su accesibilidad. Todos los estudiantes están completamente financiados por el programa, lo que garantiza que no hay limitaciones económicas para poder participar. Esto nos llevó a un reto aún mayor: hacer una convocatoria abierta para poder escoger a las mejores 25 personas en todo el país para participar en la Escuela de Verano. El proceso fue muy riguroso. Las 104 personas que se postularon a la convocatoria fueron evaluadas por: i) su experiencias laboral y académica, ii) carta de motivación, iii) nivel de estudios, iv) hoja de vida y v) posibilidad de crear impacto (académico o en el sector público). Y priorizamos a las personas que no vivían en Bogotá, pues solo de esta manera vamos a poder generar conversaciones académicas incluyentes y con una perspectiva feminista que no se centra únicamente en la capital. Hoy tenemos el gusto de haber elegido a 25 profesionales, 64% de las cuales vienen de Antioquia, Atlántico, Bolívar, Cauca, Santander y Valle del Cauca. Además, el 28% de las participantes cuentan con doctorado y el 96% son mujeres. 

Y todo esto no hubiera sido posible sin el liderazgo de la primera mujer Directora del Departamento de Economía de la Universidad Javeriana, Paula Herrera-Idárraga, que le apostó a algo nuevo, desconocido, pero necesario y ha trabajado incansablemente para volverlo realidad. La Escuela además va a contar con las mejores docentes internacionales en economía feminista y será coordinada por Maria Floro de American University (E.E.U.U) quien lleva trabajando más de 20 años en investigaciones de economía del cuidado en diferentes países del mundo, y Alma Espino de la Universidad de la República (Uruguay) quien es una de las pioneras en la construcción de la economía feminista en América Latina. ¡Eminencias en el tema! 

El 8 al 19 de julio prometen ser dos semanas emocionantes y cargadas de nuevo conocimiento, cuestionamientos y nuevas prácticas, tal como lo requiere esa nueva economía feminista que necesitamos. No serán simplemente 10 días de clases. Presenciaremos el lanzamiento del Casebook del Women Budget Group del Reino Unido, asistiremos a talleres prácticos, foros de discusión y propondremos muchos debates sobre cómo enseñamos la economía. ¡Qué afortunadas todas las pioneras de esta primera escuela de verano!
  • Text Hover
Publicado por
Paola Silva

Coordinadora General Escuela de Verano